Los favores del mundo

Juan Ruiz de Alarc籀n

Los favores del mundo

The Project Gutenberg EBook of Los favores del mundo, by Juan Ruiz de Alarc車n This eBook is for the use of anyone anywhere at no cost and with almost no restrictions whatsoever. You may copy it, give it away or re-use it under the terms of the Project Gutenberg License included with this eBook or online at www.gutenberg.org
Title: Los favores del mundo
Author: Juan Ruiz de Alarc車n
Release Date: June 14, 2006 [EBook #18580]
Language: Spanish
Character set encoding: ISO-8859-1
*** START OF THIS PROJECT GUTENBERG EBOOK LOS FAVORES DEL MUNDO ***

Produced by Chuck Greif, Stan Goodman, Miranda van de Heijning, and the Online Distributed Proofreading Team.

DON JUAN RUIZ DE ALARCON
LOS FAVORES DEL MUNDO
Edici車n de Pedro Henr赤quez Ure?a
CULTURA MEXICO, 1922 TOMO XIV. No. 4

PRELIMINAR
Dan Juan Ruiz de Alarc車n naci車 en 1580 u 81 y muri車 en Madrid en 1639. Vivi車 su pa赤s natal hasta los veinte a?os; de 1600 a 1608 estuvo en Espa?a; regres車 a M谷xico, y estuvo aqu赤 otros seis a?os. En 1615 se le halla de nuevo en Espa?a, ya cerca de los treinta y cinco de su edad; y all赤 reside durante los veinticuatro que le restan de vida. Se dedic車 dar producciones al teatro probablemente unos dos lustros. Public車 dos vol迆menes de comedias, uno (Primera parte, que contiene ocho) en 1628 y otro (Segunda parte, que contiene doce) en 1634. Hay, publicadas separadamente, otras cuatro obras suyas; se le atribuyen, como colaborador o como autor, con poco fundamento las m芍s veces, hasta otras diez obras. Con esta breve labor, sin embargo, entra a formar, con Lope, Calder車n y Tirso, el cuarteto cl芍sico del drama espa?ol.
El texto que se da aqu赤 de Los favores del mundo (obra cuyo asunto es una leyenda en que figura un antecesor del dramaturgo) est芍 rigorosamente cotejado con el de la Primera parte de las comedias de Alarc車n, 1628. Se ha modernizado la puntuaci車n y la ortograf赤a, excepto en los casos en que la modernizaci車n implicar赤a cambiar la forma de las palabras: as赤, se ha conservado vitoria en vez de victoria, agora en vez de ahora (las m芍s veces), efeto en vez de efecto (y en una ocasi車n, al contrario, respecto en vez de respeto), pensaldo por pensadlo, dalle por darle, vos intentastes o vos guardastes en vez de intentasteis o guardasteis. Como las indicaciones de escenas y otras acotaciones que se introdujeron al reimprimirse las comedias en el siglo XIX tienen utilidad para el lector moderno, se las ha conservado, pero entre corchetes []: todo lo que est芍 entre corchetes, pues, es lo que no figura en la edici車n de 1628. Las acotaciones entre par谷ntesis (), en cambio, s赤 pertenecen a la edici車n primitiva.
P. H. U.

EL MEXICANISMO DE ALARCON
En el teatro espa?ol de los siglos de oro, artificioso pero rico y brillante, Don Juan Ruiz de Alarc車n manifest車 personalidad singular. Entr車se como aprendiz por los caminos que abri車 Lope, y lo mismo ensaya la tragedia grandilocuente (en El Anticristo) que la comedia extravagante (en La cueva de Salamanca). Quiere, pues, conocer todos los recursos del mecanismo y medir sus propias fuerzas; d赤a llega en que se da cuenta de sus capacidades reales, y entonces cultiva y perfecciona su huerto cerrado. No es rico en dones de poeta: carece por completo de virtud l赤rica; versifica con limpieza (salvo en los endecas赤labos) y a veces con elegancia. No es audaz y pr車digo como su maestro y enemigo, Lope, como sus amigos y rivales: es discreto (como mexicano), escribe poco, pule mucho, y se propone dar a sus comedias significaci車n y sentido claros. No modifica, en apariencia, la f車rmula del teatro espa?ol (por eso superficialmente no se le distingue entre sus 谷mulos, y puede supon谷rsele tan espa?ol como ellos); pero internamente su f車rmula es otra.
El mundo de la comedia de Alarc車n es, en lo exterior, el mismo mundo de la escuela de Lope: galanes nobles que pretenden, contra otros de su categor赤a, o m芍s altos (frecuentemente pr赤ncipes), a damas vigiladas, no por madres que jam芍s existen, sino por padres, hermanos o t赤os; enredos e intrigas de amor; conflictos de honor por el decoro femenino o la emulaci車n de los caballeros; amor irreflexivo en el hombre, afici車n variable en la mujer; soluci車n, la que salga, distribuy谷ndose matrimonios aun innecesarios o inconvenientes. Pero este mundo, que en la obra de los dramaturgos peninsulares vive y se agita vertiginosamente anudando y reanudando conflictos como en compleja danza de figuras, en Alarc車n se mueve con menos rapidez: su marcha, su desarrollo son m芍s mesurados y m芍s calculados, sometidos a una l車gica m芍s estricta (salvo los desenlaces). Ya se?al車 en 谷l Hartzenbusch "la brevedad de los di芍logos, el cuidado constante de evitar repeticiones, y la manera singular y r芍pida de cortar a veces los actos" (y las escenas). No se excede, si se le juzga comparativamente, en los enredos; mucho
Continue reading on your phone by scaning this QR Code

 / 33
Tip: The current page has been bookmarked automatically. If you wish to continue reading later, just open the Dertz Homepage, and click on the 'continue reading' link at the bottom of the page.