Amistad funesta

José Martí


Amistad funesta

The Project Gutenberg EBook of Amistad funesta, by Jos Mart This eBook is for the use of anyone anywhere at no cost and with almost no restrictions whatsoever. You may copy it, give it away or re-use it under the terms of the Project Gutenberg License included with this eBook or online at www.gutenberg.org
Title: Amistad funesta Novela
Author: Jos Mart
Release Date: April 14, 2006 [EBook #18166]
Language: Spanish
Character set encoding: ISO-8859-1
*** START OF THIS PROJECT GUTENBERG EBOOK AMISTAD FUNESTA ***

Produced by Chuck Greif and La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Amistad funesta
Novela
Jos Mart

Introduccin, por Gonzalo de Quesada
Sea su novela Amistad funesta el dcimo volumen de las obras del Maestro.
Es milagro que ella, como casi todo lo que escribi, no se haya perdido. Se public en 1885, en varias entregas, en El Latino Americano, peridico bimensual, de vida efmera--rgano de la Compa?a Hecktograph, de New York--que no se encuentra hoy en biblioteca pblica alguna. Adems, no apareci con el nombre de su autor sino con el seudnimo de ?Adelaida Ral?, y esto hubiera hecho aun ms difcil su hallazgo.
Afortunadamente, un da en que arreglbamos papeles en su modesta oficina de trabajo, en 120 Front Street--convertida, en aquel entonces, en centro del Partido Revolucionario Cubano y redaccin y administracin de Patria--di con unas pginas sueltas de El Latino Americano, aqu y all corregidas por Mart, y exclam al revisarlas: ??Qu es esto Maestro?? ?Nada--contestome cari?osamente--recuerdos de pocas de luchas y tristezas; pero gurdelas para otra ocasin. En este momento debemos solo pensar en la obra magna, la nica digna; la de hacer la independencia?.
En efecto; esta novela vio la luz a raz de fracasados intentos para levantar en armas, de nuevo, a nuestra tierra, intentos que no apoy Mart estimando que el plan no era suficiente ni el momento oportuno; brot de su pluma cuando--en desacuerdo con los caudillos prestigiosos, nicos capaces, con sus espadas heroicas y legendarias, de despertar el alma guerrera cubana--pareca oscurecido, para siempre, en la poltica; fue engendrada en horas de la mayor penuria, en las que, no obstante, rechazando las tentaciones de la riqueza y sin otra gua que su conciencia ni otro consuelo que su inquebrantable fe en la Libertad, sus principios no capitularon.
A una miseria por palabra se pag este trabajo, elevado de pensamiento, galano de estilo, con ense?anzas--como todo lo suyo--para sus compatriotas; con algo de su propia existencia.
No s que el Maestro, en otras ocasiones, cultivase este ramo literario; pero su traduccin de Called back, de Hugh Conway--por la cual una casa editora le concedi, como gran generosidad, cien pesos--, luego con brillante vestidura y el nombre de Misterio vendida por millares, y la versin suya, que talmente parece un original, amorosa y admirable, de Ramona de Hellen Hunt Jackson--buscada en vano en las libreras--, son prueba evidente de que a haber dispuesto de oportunidad y sosiego para ello, hubiera, tambin, triunfado en la Novela. No le faltaban elementos por su conocimiento de la realidad del mundo y sus pasiones, anhelos y torturas; le sobraba fantasa para hacerla resaltar; esplndido lenguaje con que exponerla.
Ni sus versos, ni parte de su correspondencia, ni sus artculos de doctrina y de propaganda, ni sus pensamientos ni su biografa he olvidado; pero cumpliendo con lo principal que l nos ense?--el servicio de Cuba--poco se ha podido terminar y solamente ha habido tiempo para este volumen--y reunir los homenajes a su memoria que van en el mismo prenda de que aqu, en los lejanos montes de Turingia, donde aun vibran entre pinos seculares las liras de Goethe, Schiller y Wieland, ?pienso en l y en la patria!
Oberhof, 4 de julio de 1911.
Gonzalo de Quesada

Jos Mart, por Miguel Tedn
La Nacin, Buenos Aires, diciembre 1.o de 1909
A principios del a?o 1888 llegu a Nueva York en cumplimiento de una misin profesional, y una de mis primeras diligencias fue [ir] a buscar a Mart cuyas correspondencias a La Nacin me haban impresionado vivamente, revelndome un talento superior y un alma eminentemente americana. Encontrele en su despacho del consulado oriental en Front Street, una de las antiguas calles de la gran metrpoli y apenas llam a la puerta se adelant a recibirme dicindome: ?Es usted el se?or Tedn? (un amigo comn le haba anticipado la visita), a la vez que me extenda ambas manos con tal efusin de franqueza y sinceridad, que ese apretn sell entre ambos una amistad que solo la muerte del gran ciudadano ha podido cortar.
Era Mart de mediana estatura, cabellera negra y abundante que rodeaba una frente amplia y bombeada, ojos negros de mirada dulce y penetrante, tez blanca plida, como son generalmente los cubanos, bigote negro y crespo y un valo perfecto redondeaba su fisonoma armoniosa y vivaz. En su cuerpo delgado predominaba el temperamento nervioso, que haca rpidos todos sus movimientos y sus manos finas y alargadas revelaban
Continue reading on your phone by scaning this QR Code

 / 80
Tip: The current page has been bookmarked automatically. If you wish to continue reading later, just open the Dertz Homepage, and click on the 'continue reading' link at the bottom of the page.